Menú

martes, abril 23, 2024

Seguínos

Mercedes se quedó viuda y vivió en la calle: a los 101 años se animó a cumplir su sueño y retomó el secundario

Vivió cuatro años en la calle, deambuló por hospitales, cementerios y centros de jubilados hasta que llegó a un hogar en Escobar. Allí contó que su sueño era terminar el colegio. Además de su pasión por aprender hoy enseña con su historia de vida.

Yanina Sibona

21 de septiembre 2023, 21:22hs

Video PlaceholderEn julio la noticia dio la vuelta al mundo porque es algo fuera de lo común. Con 101 años, Mercedes Fernández decidió comenzar el secundario. Lo hizo con ayuda de Noelia Alegre Pivar, directora del Hogar de ancianas Eva Perón de Escobar.

“Cuando la conocí, hace dos años y medios, era la tercera vez que Mercedes ingresaba al hogar. Siempre se terminaba yendo a la calle. Por eso, quería que esa vez fuera diferente y la pregunté qué quería hacer. Ahí fue que me contó que soñaba con terminar el colegio”, explica Noelia.

Leé también: Morena “la miedosa”: sufrió bullying, hace el mismo tratamiento que Messi, fue meme y su talento la hizo viral

Mercedes en clase en el Cens 451 de Escobar. (Foto: TN)

Mercedes en clase en el Cens 451 de Escobar. (Foto: TN)

La vida de Mercedes no fue fácil. Tuvo una infancia feliz con su mamá y su papá. Después conoció al papá de su hija y la nena murió de pancreatitis a los 4 años. Después de separarse de ese hombre, conoció a Antonio que fue el gran amor de su vida. Él era diabético y ella se ocupó de cuidarlo. Abandonó todo para ocuparse tiempo completo de él. Cuando en enero de 2018, Antonio murió, Mercedes decidió abandonar su casa.

Leé también: Trabajó en un frigorífico e hizo changas, pero escuchó el consejo de una amiga y hoy es modelo top en Milán

Mercedes estaba devastada, no sabía qué hacer sin su compañero y entonces se quedó en el hospital donde lo acompañó por última vez: “En mi casa no podía estar y me empecé a quedar en el hospital Enrique Erill donde él había fallecido. Me sentaba mirando a las escaleras, como esperando a que él apareciera”. Iba al cementerio, comía en un lugar comunitario y se pasaba los días en la calle.

Mercedes en el Hogar Municipal de Ancianas Eva Perón de Escobar. (Foto: TN)

Mercedes en el Hogar Municipal de Ancianas Eva Perón de Escobar. (Foto: TN)

Una trabajadora del Servicio Social del Hospital armó la red que llegó hasta el hogar de ancianas: “La tercera vez que Mercedes llegó al Hogar ya llevaba cuatro años en la calle y estaba muy frágil de cuerpo y alma. Queríamos cortar el círculo de los reingresos para que no volviera a la calle”, destaca la directora.

Según explica Cristian Rondinella, el diretor del Cens 451 de Escobar: “En julio de este año, tomamos contacto con la directora del Hogar Eva Perón, que nos contó que Mercedes quería terminar el secundario como una meta pendiente. Pensé que iba a quedar ahí, pero al poco tiempo me dijo que quería venir y acá estamos”.

Leé también: Stephanie Demner: derribó prejuicios de la “maternidad rosa” y se convirtió en referente de sus seguidores

“Con la edad que tiene, Mercedes no cumple las cuatro horas de cursada tres veces por semana como dicta la modalidad, pero viene en la medida de lo posible, los profesores le acercan tarea y ella la hace. “Estamos muy contentos y orgullosos de que con la edad que tiene, querer terminar el secundario es una fuente de inspiración”, indica Rondinella.

Más allá de lo que significa estar cumpliendo su sueño, Mercedes destaca que lo más importante es saber que para que pudiera volver a clases, fueron muchas personas las que trabajaron para ello.

Con respecto a la cursada y sus compañeros, sostiene: “Son chicos de 24, 25 años, muy jóvenes. El más grande es un señor de 40 y después vengo yo. Son todos muy buenos, inclusive me pasan a buscar por el hogar para que no vaya sola”.

El DNI de Mercedes donde figura que nació el 13 de enero de 1922. (Foto: TN)

El DNI de Mercedes donde figura que nació el 13 de enero de 1922. (Foto: TN)

Sobre las dificultades que encuentra a la hora de estudiar, admite: “Hay materias que son fáciles, pero en matemática a veces con las divisiones dudo, igualmente las profesoras y los chicos me ayudan. Algunos inclusive me quieren dar los resultados. ‘Poné un dos, Mercedes’, me dicen”.

En relación con la concreción del sueño, Mercedes reconoce que espera poder terminar el secundario, pero admite al mismo tiempo que si eso no llega a ser posible, le da orgullo el hecho de haber comenzado. “Mi papá siempre me decía ‘tenes que estudiar, que pasan los años’. Ahora le diría que tenía razón. Durante mucho tiempo ya de grande pensé que no se podía, pero ahora sé que las segundas oportunidades existen”.

Realización: Nicolás González y Agustina Ribó.

Edición: Natalia Cevallos.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias