Menú

martes, abril 23, 2024

Seguínos

La Fórmula 1 y la carrera del infierno: 50 grados en los autos, vómitos, síntomas gripales y pilotos desmayados en Qatar

Max Verstappen estrenó su tercera corona de la Fórmula 1 con una victoria en un Gran Premio de Qatar, que se corrió en condiciones brutales para los pilotos: 40º C de temperatura y una humedad de 75 por ciento. Desde el neerlandés, pasando por Oscar Piastri y Lando Norris, los dos de McLaren que completaron el podio, hasta el neozelandés Liam Lawson, que cruzó último la meta, todos coincidieron: fue la carrera más dura de sus vidas. Y las imágenes lo confirmaron. Fueron impactantes.

La postal más dura fue la que dejó el estadounidense Logan Sargeant, que abandonó en la vuelta 40. El joven piloto de Williams apenas tuvo fuerzas para llevar su auto hasta boxes y tuvo que recibir ayuda para bajarse del coche.

Unas horas más tarde, la escudería informó que durante la carrera había sufrido «una deshidratación intensa» y se había debilitado, «con síntomas similares a los de la gripe que había sufrido a principios de semana».

Sargeant fue evaluado y dado de alta por el equipo médico de la FIA, al igual que su compañero Alexander Albon. El tailandés tampoco pudo salir de su coche por sus propios medios y recibió tratamiento por exposición aguda al calor.

«Estuve vomitando, en la vuelta 15 o 16, durante dos vueltas más o menos», confesó el francés Esteban Ocon, de Alpine, en una entrevista con Sky Sports. Y poco después subió unas fotos a su cuenta de Twitter en la que se lo ve recostado en el suelo, recuperándose, pero con los pulgares levantados, celebrando su séptimo lugar.

El canadiense Lance Stroll también necesitó un esfuerzo extra para dejar el habitáculo de su Aston Martin y ni bien salió, fue derecho a una ambulancia, para chequear su estado de salud.

¿Es necesario correr en estas condiciones extremas?

Bueno… Dicen en #F1 que mientras genere dinero, no hay problema…

Lance como muchos pilotos salieron en condiciones muy malas al final de la carrera y Logan en plena carrera abandono por sentirse mal.#QatarGP pic.twitter.com/mNBgOOqVm8

— Racing Team (@RacingTeamMx) October 8, 2023 «En las últimas 20 o 30 vueltas todo se volvía borroso y en las curvas de alta velocidad la presión sanguínea caía de golpe y me mareaba, con las altas cargas aerodinámicas del coche. Era muy complicado ver los límites de pista porque casi me desvanecía casi en esas curvas», contó Stroll.

«Nunca había experimentado una carrera como esta, ni siquiera entrenando. Pensaba que me iba a desmayar. Fue como entrar en una sauna y empujar tu cuerpo al límite. Quería bajarme del coche desde la vuelta 20. Me abría el visor, para tratar de que entrase aire…. ha sido una locura. Algo más de calor y me hubiera tenido que retirar», reconoció George Russell.

Al británico de Mercedes, que protagonizó una enorme remontada (quedó último luego de un choque en la curva 1 de la vuelta inicial con su compañero Lewis Hamilton y finalizó cuarto), se lo vio incluso sacando por momentos las manos del volante para dejarlas respirar un poco bajo los guantes de competición.

Norris, Verstappen y un exhausto Piastri, recostado en el suelo, esperan la ceremonia de premiación. Foto TwitterNorris, Verstappen y un exhausto Piastri, recostado en el suelo, esperan la ceremonia de premiación. Foto TwitterLas fotos de la premiación también fueron prueba de lo dura que fue la carrera. Piastri, que se subió al podio por segunda vez, apenas podía mantenerse de pie. El australiano había esperado la ceremonia, en el cuarto en el que se juntan los tres primeros tras las entrevistas de rutina, acostado en el suelo y refrescándose con una toalla.

«Sigo transpirando. Fue muy, muy dura. Con las tres paradas en boxes el problema es que íbamos prácticamente a fondo, así que fueron como 57 vueltas de clasificación. Fue intenso», comentó Piastri.

Su compañero Norris afirmó: «Algunos pilotos se desmayaron en el centro médico y eso demuestra lo difícil que es nuestro trabajo. Es fácil decir que hay que entrenar más. Pero estábamos a 50 o 60º C dentro del coche y eso es no es normal para un cuerpo humano y menos con el nivel de concentración que necesitas a las velocidades a las que vamos».

Y cerró: «Hubo momentos en los que la visión era un poco borrosa y es peligroso. Llegamos a los límites del cuerpo humano en esta carrera».

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias