Menú

domingo, abril 14, 2024

Seguínos

Facu Campazzo, su revancha ante Dallas en la victoria nivel NBA del Real Madrid: magia en la cancha y risas cómplices con su amigo Doncic

Real Madrid superó 127-123 a Dallas Mavericks en un amistoso disputado en Madrid que tuvo una actuación descollante de Facundo Campazzo y que contó, además, con el regreso de Luka Doncic a la capital española, donde explotó a los 16 años antes de convertirse en una de las principales figuras de la NBA.

Cerró con 20 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes el argentino y fue la gran figura del conjunto merengue, mientras que los internos franceses Guerschon Yabusele (18 tantos) y Vincent Poirier (19) también resultaron valores destacados en el equipo dirigido por Chus Mateo, en donde estuvo ausente por lesión el alero santiagueño Gabriel Deck.

«Al final se puso parejo y se picó. Estos partidos nos encantan. Si bien es para el espectáculo de la gente, cuanto más serio lo juguemos más lo va a disfrutar la gente y pasó eso», comentó el MVP de la noche en el Wizink Center

Más allá de su destacada actuación, todas las miradas fueron para Doncic, que jugó apenas cinco minutos pero que fue reconocido por el público y por sus ex compañeros. «Parece que nunca se fue porque entró al vestuario, es parte del equipo, se saluda con todos», señaló Facu. «Es una pena que no pudo estar por el tema de la molestia, pero contento de verlo siempre con una sonrisa en la cara. Eso es muy gratificante».

Una marea de camisetas de Dallas con el dorsal ’77’ del esloveno se agrupaban a las puertas del estadio una hora antes del partido dejando en claro que la popularidad del base de 24 años sigue intacta cinco años después de su salida hacia los Estados Unidos.

Un clamor recorrió las tribunas cuando hizo su aparición, recibido bajo cánticos de «¡Luka, Luka!» y con un vídeo homenaje en las pantallas, que observó visiblemente emocionado a pie de pista. «Este es un día especial para mí, muchas gracias a todos, de verdad», dijo con un micrófono antes del partido.

Y los madridistas, a pura nostalgia viendo nuevamente a Doncic y Campazzo bien de cerca, gozaron de un tardío e impresionante triple del argentino que hizo sonreír a su ex compañero de equipo, incrédulo desde el banco. Los aficionados merengues pidieron varias veces la vuelta de su ídolo a la pista pero fue en vano, ya que el staff de la franquicia estadounidense decidió proteger su estado físico antes del inicio de la temporada regular.

Llegado al Real Madrid a los 12 años, se impuso en el primer equipo a sus 16 años antes de conquistar tres títulos de campeón de España y una Euroliga (2018) en la que fue elegido MVP, a los 19 años. No olvida sus orígenes y antes del partido se deshizo en elogios hacia su ex equipo. «No estaría en la NBA si no hubiera pasado por aquí. Es donde aprendí todo: a hablar, a estudiar, a jugar al básquetbol», declaró en la previa del encuentro.

Ahora brilla al otro lado del Atlántico, tras ser elegido en 2018 en el draft por Dallas (cambiado con Atlanta), convirtiéndose en uno de los jugadores más destacados del mundo. «Es uno de los nuestros, es madridista. Es uno de los mejores embajadores del Real Madrid en Estados Unidos y en el mundo entero. Es una leyenda en Madrid», aseguró antes del amistoso el español Rudy Fernández.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias