Menú

miércoles, junio 19, 2024

Seguínos

Los Ángeles Lakers, campeón de la Copa NBA: los prohibidos del MVP LeBron James y la final soñada de Anthony Davis

A sus casi 39 años, LeBron James sigue en la cúspide. Este domingo, celebró bailando dentro del vestuario la conquista de la primera edición de la Copa de la NBA, el nuevo torneo de mitad de temporada de la máxima liga de básquetbol del mundo, en el que brilló Anthony Davis con 41 puntos y 20 rebotes para que Los Angeles Lakers sean los campeones iniciales tras vencer en la final a Indiana Pacers (123-109), en Las Vegas.

‘King James’ consiguió 24 tantos y 11 rebotes para agregar un nuevo título a su legendario palmarés. «Los récords serán batidos pero algo que nunca se batirá es ser el primero en hacer algo. Y somos los primeros campeones de este torneo», declaró en la pista de Las Vegas el MVP (Jugador Más Valioso) de un torneo en el que los Lakers ganaron sus siete partidos.

El equipo angelino, igualado con los Celtics como las franquicias más laureadas de la NBA con 17 anillos, pueden presumir ahora de ser los únicos poseedores de este trofeo mientras los Pacers, invitados inesperados a esta final, se mantienen entre la decena de franquicias sin títulos en sus vitrinas.

«LeBron es el líder de este equipo junto a mí y queríamos ser los primeros en conseguir esto (…) Sabemos que no es (el título) verdadero pero estamos dando pasos en la dirección correcta», dijo de su lado Davis sobre la trayectoria de los Lakers, que ocupan la quinta plaza de la Conferencia Oeste en la temporada regular que arrancó en octubre.

Además de la pareja, el escolta Austin Reaves fue clave para los Lakers con 28 puntos en un partido al que llegaba aquejado de una enfermedad, según reportes periodísticos.

Por los Pacers, su joven estrella Tyrese Haliburton se quedó en 18 puntos y 10 asistencias en una noche en que estaba bajo todos los focos después de sus exhibiciones en los inesperados triunfos ante Celtics en cuartos de final y Bucks en semifinales.

La Copa, un torneo creado para dar más emoción y competitividad a los primeros meses de la temporada, culminó esta semana con la final en el T-Mobile Arena de Las Vegas, donde la gran mayoría de los 18.000 aficionados estuvieron del lado de los Lakers.

La NBA ha promocionado con fuerza este torneo, con unas inéditas eliminatorias a un partido y nuevos diseños de pistas, y motivó a los jugadores ofreciendo un premio de 500.000 dólares a cada integrante del equipo ganador.

Más allá de estos incentivos, el insaciable LeBron James ya advirtió desde el principio que tenía este trofeo entre sus objetivos.

El alero, que ya está en la cima de las estadísticas individuales de la liga, incluida la de máximo anotador, no renuncia a seguir buscando su quinto anillo, que sería el segundo en Los Ángeles.

En una primera mitad igualada, los Lakers cargaron el peso del juego ofensivo en la pintura ante la falta de inspiración en el tiro exterior. Hasta 11 intentos necesitó el equipo angelino para anotar su primer triple al final del tercer cuarto.

Anthony Davis se encargó de compensar la sequía imponiendo su ley bajo el aro ante la impotencia de sus defensores, principalmente Myles Turner, que se cargó muy pronto de faltas personales.

Con LeBron también en problemas de faltas, fue el suplente Austin Reaves el que tomó el mando del ataque de los Lakers.

El escolta firmó la mejor primera mitad de su carrera con 22 puntos en 13 minutos con una espectacular efectividad (7-9).

Del lado de Indiana, su líder Tyrese Haliburton tuvo un flojo inicio. Después de no cometer una sola pérdida de balón en cuartos y semifinales, en los que sumó 53 puntos y 28 asistencias, al base se le escaparon dos pelotas en los primeros minutos que recuperó James.

Haliburton, una de las figuras emergentes de la liga a sus 23 años, llegó al descanso con apenas 7 puntos y acciones desafortunadas como un intento de triple que no tocó el aro.

Los Pacers necesitaban de su tiro exterior para mantenerse en el partido y, cuando fallaron sus primeros cuatro triples del tercer cuarto, los Lakers lo aprovecharon para superar la barrera de los 10 puntos de ventaja.

Pero Indiana aprovechó varios despistes de su rival para meterse en el partido con un parcial de 2-10 al inicio del último cuarto.

Los Pacers llegaron a acercarse a tres puntos (102-99) a falta de cinco minutos pero Davis volvió a aparecer para frenar en seco el avance.

El pívot, que vive uno de sus mejores estados de forma en los últimos años, puso el broche a su recital con 12 puntos en el último cuarto que certificaron el triunfo angelino.

La voluntad de LeBron en Las Vegas

Foto: Kyle Terada-USA TODAY SportsFoto: Kyle Terada-USA TODAY SportsFue el segundo título de la dupla formada por LeBron y Anthony Davis, por lo que el King lo valoró como algo único. «Anthony lo es todo para mí, especialmente porque es la última etapa de mi carrera. El poder ser capaces de tener un joven hambriento y que hace las cosas que él hace, definitivamente me está dando una oportunidad de estar ahí y seguir creciendo. Pero también yo trato de inspirarle, para que siga con su carrera, y viceversa», reconoció.

«Si estamos juntos y sanos, sabemos que somos capaces de hacer lo que estamos haciendo. Son muchos partidos juntos, jugando grandes momentos juntos», manifestó sentado al lado de Davis.

Este triunfo en Las Vegas abre la puerta a un planteamiento: el de si estos Lakers pueden pelear o no por un nuevo título de la NBA. No obstante, LeBron prefiere ir día a día.

«Todavía estamos muy lejos para tener una perspectiva de eso en diciembre, pero nos gusta dónde estamos ahora. Vamos a continuar con nuestros hábitos de trabajo, seguir estando sanos también. Pero estamos en diciembre. Lo comentaría pero no estoy pensando en mayo o junio. Están muy lejos, hay muchos pasos que tenemos que dar todavía y partidos que ganar antes de que empiece la postemporada», argumentó.

Ganar de esta manera y hacerlo en Las Vegas es especial, teniendo en cuenta la reconocida voluntad de LeBron de abrir una franquicia NBA en la ciudad. El máximo anotador de la historia de la liga volvió a confirmarlo públicamente.

«Nada ha cambiado. Mi entusiasmo por estar aquí cuando me retire, trayendo un equipo aquí, no ha cambiado. Los aficionados son impresionantes aquí», desarrolló.

«Como he dicho tienen todo: un equipo de WNBA, un equipo de béisbol está ya en camino, ya está el de NFL, el de hockey, la Fórmula Uno estuvo aquí hace unas semanas. Todo está aquí, es un lugar que me encanta, con grandes atracciones, la NBA va a ser una gran incorporación a esta ciudad. Ya hemos visto el éxito de la Summer League y de las Aces también», agregó.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias