Menú

domingo, julio 21, 2024

Seguínos

Las reservas netas del Banco Central están a punto de ser positivas: llegó la hora de levantar el cepo?

Desde que asumió Javier Milei, el Banco Central compró hasta hoy a US$ 14.272 millones, un monto que le permitió sanear sus pasivos e ir dejando atrás las reservas netas negativas.

En el arranque de esta gestión, las reservas netas eran negativas en US$ 11.000 millones. Y hoy están a punto de pasar a ser positivas, según la metodología con la que se las mida. Las reservas netas incluyen el oro, los DEG que tiene el Central -la moneda del FMI- y los dólares propios del organismo.

Para la Fundación Capital, las reservas netas aún siguen siendo negativas en US$ 775 millones, mientras que para la consultora LCG lo son en US$ 1.700 millones. En cambio, desde la consultora Invecq sostienen que «las reservas netas (RIN) volvieron a terreno positivo» luego de que el BCRA comprara US$ 600 millones en el mercado de cambios la semana pasada. Así, «las RIN cerraron en US$ 730 millones, el valor más alto desde fines de abril 2023″.

Dejar atrás las reservas netas negativas es la condición básica para desmontar el cepo cambiario. Para remover las trabas que hoy existen es fundamental que el Banco Central recupere su poder de fuego para intervenir en el mercado y frenar una posible corrida, en caso de que se corriera este riesgo. Pero los economistas resaltan que con esto no alcanza para salir del cepo.

Para el ex ministro de Economía Hernán Lacunza “no están las condiciones para salir del cepo todavía. El gobierno ha sido muy prudente en esa normativa. Para salir del cepo tiene que haber pocos pesos y muchos dólares, que se han recuperado. Pero tiene cero reservas netas, no las tiene en abundancia, y no las va a tener en el resto del año”.

Frente a esto, una de las opciones que viene manejando el Gobierno es conseguir financiamiento de parte del Fondo Monetario, por un monto que llegaría a US$ 15.000 millones. Sin embargo, esa chance se enfrío en los últimos días ya que el organismo multilateral no estaría dispuesto a abrir la billetera.

En declaraciones a radio Rivadavia, Lacunza descartó que llegue un préstamo de US$ 15.000 millones. «En esta instancia no creo que haya un préstamo de esa magnitud«.

El otro punto que marcó Lacunza es que para abrir el cepo «tiene que haber un tipo de cambio competitivo, para que convenga quedarse en pesos porque comprar dólares sea relativamente caro. Este gobierno empezó con un tipo de cambio competitivo, pero la inflación le viene ganando al dólar desde hace cuatro meses».

«Es deseable sacarlo, pero para hacerlo tiene que seguir fortaleciendo reservas, no emitir y tener equilibrio fiscal -que lo está consiguiendo- y no bajar el dólar más de lo conveniente», reforzó el ex ministro.

Los logros del cepo

Si bien hay consenso de que en algún momento hay que salir del cepo, también es cierto que hoy por hoy es una pieza central del equilibro fiscal. Por poner un solo ejemplo: el impuesto PAIS, que debería desaparecer junto con el torniquete hoy aporta el 10% de la recaudación.

Desde Consultatio marcan que «los resultados en términos de consolidación fiscal y acumulación de reservas por parte del BCRA fueron en gran medida posibles gracias al cepo«. Y mencionan que en su gira por Washington la semana pasada el ministro Luis Caputo defendió el ajuste fiscal y «a la vez confirmó que la salida del cepo no es inminente. El ajuste, aunque sea por las malas, continuará a toda marcha. El mayor riesgo plazo que vemos en el corto plazo es que la tolerancia al ajuste que viene mostrando la población no se sostenga».

La consultora también advierte que las condiciones internacionales se están volviendo más negativas para Argentina, a partir de que la Reserva Federal da señales de que no bajará las tasas en el mediano plazo.

«El hecho de que las condiciones financieras se endurezcan supone un desafío extra para Argentina, que necesita acceder a financiamiento externo para que su deuda sea sostenible a partir de 2025. En este contexto, se vuelve más apremiante que el gobierno pueda lograr el apoyo del Congreso para poder darle sostenibilidad en el tiempo a las mejoras que obtuvo en el frente fiscal, monetario y externo», apunta Consultatio.

A la hora de delinear cómo sería la salida del cepo, Walter Morales, Presidente & Estratega de Wise Capital, sostiene: «Tendemos a pensar que van a ir de a poco sacando restricciones para liberar primero el contado con liqui y luego el tipo de cambio oficial».

«Dicho lo anterior, reconocemos que el Gobierno podría querer sorprender con los tiempos, para adelantarse al mercado (considerando el perfil de Caputo)», dice.

De este modo, «si la liberación del tipo de cambio oficial es en el segundo semestre, parece probable que en algún momento aceleren las devaluaciones mensuales. De lo contrario, luego sería necesario un salto muy grande para unificar», concluye Morales.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias