Menú

domingo, julio 21, 2024

Seguínos

Paro general del 9 de mayo: la Argentina queda desconectada y pierde US$ 62 millones por vuelos cancelados

Por el paro de la Confederación General del Trabajo (CGT) de este jueves, la economía nacional perderá US$ 62 millones en concepto de gasto turístico debido a la cancelación de al menos 700 vuelos confirmados, hasta ahora, para la jornada, con 90.000 pasajeros afectados.

Así lo estimó la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), entidad que expresó su preocupación por el impacto de la medida de fuerza y nuclea a 160 empresas, incluyendo a 45 aerolíneas que concentran más del 80% del tráfico aéreo de la región, a la vez que representa al 94% del mercado argentino.

La Argentina quedará prácticamente desconectada por vía aérea a nivel doméstico y con el mundo, ya que, hasta el momento, operarán solo dos aerolíneas: la low cost Flybondi, que trasladó toda su operación del día al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, y la estadounidense American Airlines.

La Argentina quedará casi desconectada por vía aérea a nivel doméstico y con el mundo. Foto: Alfredo MartínezLa Argentina quedará casi desconectada por vía aérea a nivel doméstico y con el mundo. Foto: Alfredo Martínez

“Contando solo las pérdidas directas para la economía nacional por concepto de gasto turístico, se calculan US$ 12 millones diarios, teniendo en cuenta que, en promedio, un turista extranjero que llega por vía aérea gasta US$ 1.144 por día y, en promedio, entran diariamente 9.770 pasajeros por vía aérea. Por su parte, tomando en cuenta lo que respecta el ingreso total (directo, indirecto e inducido) que genera la operación aérea, por cada día de paro se contabiliza una pérdida aproximada de US$ 62 millones”, estimó ALTA.

Aerolíneas Argentinas calcula que el paro le costará US$ 2 millones, en tanto JetSmart canceló los 36 vuelos que tenía previstos para este jueves. Nos hemos visto en la necesidad de cancelar todos los vuelos programados para ese día, domésticos e internacionales, desde y hacia la Argentina, comunicó.

En tanto, Flybondi operará 68 vuelos, entre nacionales e internacionales, desde Ezeiza. Allí, tiene autoprestación del servicio de handling (asistencia en tierra a los aviones y a los pasajeros). Sin embargo, en los aeropuertos en los que Intercargo le provee el servicio de rampa (como el Aeroparque Jorge Newbery y los aeropuertos de Ushuaia y el de Comodoro Rivadavia), tuvo que realizar ajustes en el cronograma que cambios de terminales, reprogramaciones y la cancelación de cuatro vuelos.

Aerolíneas Argentinas estima que el paro le costará US$ 2 millones este jueves. Foto: AP/Rodrigo Abd Aerolíneas Argentinas estima que el paro le costará US$ 2 millones este jueves. Foto: AP/Rodrigo Abd

“Esta medida, que incluye la adhesión del personal aeronáutico y el consecuente cese de actividades por parte de más de 30 empresas, tendrá un impacto significativo en el transporte de la Argentina. La cancelación prevista de vuelos afectará a, al menos, 400 vuelos y aproximadamente 70.000 pasajeros tendrán que cancelar o modificar sus itinerarios, vulnerando el derecho a la movilidad y generando pérdidas económicas considerables para todo el ecosistema aéreo y la economía local”, señaló ALTA.

Para ALTA, la industria es un motor fundamental para el desarrollo económico y social de la Argentina y la región: “La interrupción de los servicios aéreos no solo afectará el turismo y el comercio internacional, sino que también obstaculiza la conectividad regional y global del país. Solo el turismo internacional aporta cerca del 9% del PBI y representa el 11% de los empleos en la Argentina, y el 40% de los turistas extranjeros llegan al país por vía aérea”.

Flybondi operará 68 vuelos, entre nacionales e internacionales, desde Ezeiza. Foto: ArchivoFlybondi operará 68 vuelos, entre nacionales e internacionales, desde Ezeiza. Foto: Archivo

Al respecto ALTA advirtió que “el paro afectará la conectividad con los 19 países que tienen conexión directa con la Argentina, generando un efecto dominó que repercutirá en toda la cadena de valor del transporte aéreo y en múltiples industrias que dependen de manera directa, indirecta, inducida y catalizada de este medio de transporte de personas y mercancías esencial”.

ALTA reconoce el derecho de los trabajadores a expresar sus demandas, pero hace un llamado a considerar los impactos de estas acciones en la población. “Es fundamental encontrar una solución urgente y dialogada que permita restablecer la operatividad de los servicios aéreos y minimizar los daños económicos y sociales”, solicitó, y se comprometió a dialogar entre las partes involucradas.

SN

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias