Menú

lunes, junio 17, 2024

Seguínos

Ansiedad, estrés y desconfianza, entre los problemas emocionales que más sufren los gamers

Ansiedad, agotamiento, presión social y conflictos de equipo son sólo algunos de los desafíos que se presentan casi todos los días de la vida de un gamer profesional.

Se trata de deportistas en línea, que al igual que un tenista o futbolista, se someten a estresantes situaciones cuando se presenta una competición internacional, en estadios repletos y con apenas segundos para tomar decisiones claves.

¿A qué se dedica un psicólogo de gamers?

En este marco, el psicólogo deportivo de Krü eSports, Tomás Lifschitz dialogó con iProfesional sobre su rol. «En el deporte tradicional, hay inferiores y un seguimiento del jugador desde que es joven, desde que empiezan a los cinco años entrando a un club. En cambio, para el jugador de eSports, eso no existe. El jugador llega en general por sus habilidades y las herramientas que fue encontrando. Cuando se convierte en profesional, debe saber cómo afrontar un nivel competitivo y salir al mundo», advierte el joven profesional.

La función de Lifschitz y sus colegas se vincula directamente con el aspecto emocional de los jugadores profesionales de eSports y su objetivo es fomentar habilidades de resiliencia y trabajo bajo presión, con el fin de optimizar el rendimiento individual de cada gamer, pero también grupal de cada equipo (o «roaster», como se denomina a cada plantel en el ámbito gamer).

«>

Ser un profesional de los videojuegos puede causar estrés: qué revelan los psicólogos

Al respecto, en un evento organizado por Krü eSports en sus oficinas de Palermo, Lifschitz detalló: «Hay un montón de aspectos que implican ser un jugador competitivo. Quizás entrenan desde las 11 de la mañana hasta las 17 o 18, con algún descanso en el medio. Además, compiten en un país y luego en otro. Puede que estén una semana en un lugar y dos semanas en otro. Muchas veces están más afuera de la casa que adentro. Es importante saber estar cerca de ellos».

Y añadió: «A nivel competitivo, hay un estadio lleno de gente, muchos fans, redes sociales, críticas y se habla del equipo. Cuando va mal, aparece más el ‘hate’. Hay una presión externa, como pasa en el fútbol. Los chicos tienen que tomar decisiones todo el tiempo y la consecuencia es muy tajante. Necesitan estar tranquilos, aunque siempre hay cierto nivel de estrés lógico. La idea es darles los recursos para que puedan manejar esa situación».

Vale tener en cuenta que cada jugador profesional de eSports puede padecer desafíos emocionales en plena competición, pero también personales. Sobre esto, Lifschitz recordó: «Me pasó que una jugadora que antes de haber vuelto a su casa sintió una turbulencia muy fuerte en el avión y tenía que viajar de vuelta. En el día a día, se trabaja de manera individual y grupal. Hay un millón de variables psicológicas para trabajar: ansiedad, desconfianza, presión. A eso se le suma que desde inferiores no hay academias para trabajar esto».

Y concluyó: «También hay que tener en cuenta que -a nivel emocional-, no sólo afecta lo que le termina pasando al propio jugador. Por ejemplo, si un jugador está en China, pero en Argentina a su abuelo lo internaron o se descompensó, eso lo termina afectando y al otro día tiene que competir.

Krü eSports cuenta con salas de estrategia y entrenamiento para cada uno de sus roasters.

Krü eSports cuenta con salas de estrategia y entrenamiento para cada uno de sus roasters.

Lifschitz forma parte del staff de Krü eSports, la institución fundada por Sergio el Kun Agüero, y que viene de anunciar a Lionel Messi como otro de sus socios. La organización cuenta con sedes en Buenos Aires, Los Ángeles y Barcelona y compite a nivel internacional en dos disciplinas: Valorant y Rocket League (masculino y femenino, en ambos casos).

Lo cierto es que los deportes en línea se asemejan cada vez más a los tradicionales. Cada jugador se compra, se vende o se transfiere y cada roaster cuenta con un coach, nutricionista, psicólogo, entre otros miembros. 

Con respecto al financiamiento de la organización, desde Krü aclararon que «una buena parte de la torta llega por los sponsors y otros ingresos llegan por las organizadoras como Riot; por los torneos y premios que el club recibe; eventos y activaciones especiales; merchandising o las partidas que se transmiten en vivo».

Qué sueldo cobra un jugador de eSports

En cuanto a los sueldos que pueden llegar a ganar, los jugadores de eSports pueden recibir entre los 4.500 dólares (Valorant) y los u$s6.000 (Counter Strike). Vale aclarar que aspectos como la experiencia y otros factores pueden influir en el monto en cuestión.

En una nota con iProUp, desde Stone Movistar, el equipo de eSports liderado por Diego Schwartzman, aclararon que «los equipos top de LAS (Latam sur) tienen sueldos individuales que van desde u$s600 por jugador a u$s1500, mientras que los de LAN (Latam norte) van de u$s1500 a u$s4500 por mes».

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias