Menú

miércoles, julio 24, 2024

Seguínos

Volver a una de las animaciones más amadas de Pixar

Mi primer paso fue entender que esta historia debía comenzar con la primera línea de la película anterior, de Intensamente. Joy dice “Después de todo, Riley tiene 12 ahora: ¿qué podría suceder?” dice Kelsey Mann, el director de Intensamente 2, la esperada secuela de uno de los éxitos más grandes e innovadores a nivel visual de Pixar. Y sigue: “Ese ‘qué podría pasar’, sin entender que se aproxima la pubertad, realmente me pareció un excelente punto de partida, que ya de por sí planteaba la ingenuidad frente a un universo de emociones nuevo. Quería responder esa pregunta. He estado en Pixar desde 2009, y he trabajado aquí mientras hacían Intensamente, no en ella, sino viendo fragmentos, y mandando observaciones, como todos. Fue bastante cool. Yo quería ser adolescente, quería ver el botón de pubertad prendido y quería jugar esas nuevas emociones”. Fiel a sus palabras, Kelsey Mann juega con emociones, y expande el universo del film, no solo al crear nuevas emociones parlanchinas y operativas, sino al crear nuevos espacios, todos vinculados a las emociones humanas.

En el sentido mencionado, los avances visuales del primer film eran algo que el productor Mark Nielsen tenía en cuenta: “El original era hermoso, y hacer una secuela tiene un ventaja: ya tenés pavimentado un poco lo que va a ser el marco de referencia visual, el terreno de creación de imágenes tiene una base y un marco de expectativas. Ahí viene el mejor problema: ¿cómo alterar ese marco de expectativas? Es decir, ¿cómo hacer un film igual de poderoso visualmente cuando el primer impacto fue tan popular? Ya sabíamos cómo se veían los personajes, las emociones, y otras cosas, pero nueve años en el mundo de la animación actual es muchísimo, y teníamos mucha ventaja para darle más detalle y más riqueza a las imágenes. Aquella vieja tecnología no existe más, hubo que crear los personajes de cero en la nueva tecnología. Y eso vino acompañado de la construcción de nuevas locaciones, nuevos lugares en la mente, que no vimos antes”.

—Hay pequeños momentos donde juegan con otras formas de animación para ilustrar los recuerdos, ¿cómo llegaron a ese punto creativo?

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

KELSEY MANN: Eso fue divertido de hacer. Todo tiene lugar en donde Riley esconde sus secretos. Pudimos explorar otras formas de animación. Teníamos un personaje 2D, un personaje de una especie de videogame pixelado. ¿Sabés qué amo de trabajar en Pixar? Que muchas cosas vienen desde dentro, desde el equipo; son ideas que por cómo trabajamos aquí llegan sin filtro, con entusiasmo, que es algo que nos define. Teníamos un personaje que no sabíamos cómo crearlo: ellos fueron quienes nos dijeron que lo hiciéramos 2D, y eso abrió un universo. Pero para poder jugar con algo así, necesitás gente que sepa animar en 2D, y que también entienda y sepa animar en 3D. Entonces, es un cúmulo de habilidades bastante particulares y de diferentes historias personales y de saberes. Eso hace todo muy divertido, y prefieren hacer algo más difícil tan solo porque es más cool, y se ve más cool en pantalla, y eso es impresionante.

—¿Qué aman de la animación y cómo sienten que eso se ve en este film?

MARK NIELSEN: Amo la capacidad que tiene la animación de crear un mundo, de lograr que algo que visualmente no existía antes ahora sí exista. Lo genial de la animación, por ejemplo aquí, es poder entrar en una mente y verla, pasearse por allí. O puede meterte bajo del agua y hablar con un pez. O ver maravillas que entiendes son tales. Podés ir a todos estos lugares y mundos que ningún otro medio puede explorar así. El cuadro a cuadro, el trabajo de cada escena, sigue siendo un trabajo difícil y permite crear la sensación de vida, y siento es un medio que solo está mejorando, lejos de los que muchos creen.

El amor por el medio

Kelsey Mann, director de Intensamente 2, es un apasionado por su trabajo y lo deja en claro: “Lo que amo más, es el trabajo en equipo: es un medio en extremo colaborativo. Crecí dibujando mucho solo, en ese sentido, esto es todo lo contrario. Incluso cuando estaba en la universidad, era yo haciendo lo mío. Y en la industria logré entender la sensación de trabajar juntos para generar algo mejor. Amo la oportunidad que tenemos cuando creamos juntos”. Uno de los juegos del film es que el personaje principal tiene recuerdos fundacionales, que hacen a su personalidad. ¿Cuáles son esos recuerdos fundacionales a la hora de la animación de los creadores del film? Mann: “El primer estudio de animación en el que trabajé éramos diez personas. Recuerdo el momento en que vimos la prueba de los lápices, un boceto animado. Todos juntos, viendo hacia una pantalla en la esquina de la habitación. Todos viendo eso. Ahí nació un recuerdo fundamental: ahí pensé, yo amo esto. Todos viendo lo que creamos. Es parecido a lo que hago en Pixar. Todos creando algo que amamos. Y después, claro, lo descartamos y creamos algo nuevo. Ese es un recuerdo crucial para mí”. Se suma Mark Nielsen: “Yo trabajaba en Skellington Productions en la época en que hacían films como Jack y el durazno gigante. Recuerdo caminar en los sets, y ver veinte diferentes sets, de animación stop-motion, todos creando meticulosamente el segundo de animación de su respectivo set, todos ensimismados, todos contentos y felices de su trabajo, todo lleno de detalles, de personajes. Me voló la cabeza el nivel de talento, de oficio en juego. Ahí descubrí lo mucho que amaba la animación”.

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias