Menú

lunes, julio 22, 2024

Seguínos

El desnudo frontal de Kit Harington en teatro y la particular medida de seguridad para que no se lo fotografíe en escena

Kit Harington volvió a demostrar que no le tiene miedo a las escenas de sexo. El actor británico, que saltó a la fama por su personaje de John Snow en la exitosa serie Game of Thrones, eligió un osado papel para volver al teatro londinense con la obra Slave Play. Y para que las escenas de sexo con desnudo incluido no se filtren ni se viralicen, la producción le sumó a las represalias legales un particular y novedoso método.

Harington regresó a la escena británica por tres meses de la mano de Olivia Washington, la hija del célebre actor Denzel Washington. La pareja protagoniza Slave Play en el Teatro Noël Coward, en el West End de Londres. La pieza retoma la historia de las parejas interraciales en la América del siglo 19 que eran sometidas a terapia sexual y obligadas a actuar como esclavos y amos en un juego de rol que sucedía en una plantación de esclavos ficticia.

Con el objetivo de que nadie que ingrese a la sala tome fotos de la celebridad sin ropa y las viralice, la producción decidió poner stickers en las cámaras de los teléfonos celulares del público. Además, antes de que comience la función le advierten al público que deberán enfrentar un proceso judicial si graban al actor sobre el escenario.

“La escena de sexo en la que participa Kit es bastante impactante. Hay muchos espejos en el escenario para que el público pueda verlo desde todos los ángulos”, le explicó una persona de la producción al diario The Sun. “La escena dura más de diez minutos y los jefes parecen muy preocupados por la posibilidad de que se grabe y se filtre en Internet, de ahí los stickers”, agregó. “La gerencia realmente quiere proteger su intimidad, por lo que amenazaron con tomar medidas legales si alguien es atrapado filmando”, completó.

Jon Snow, su recordado personaje de Game of ThronesLA NACION

A lo largo de las ocho temporadas que duró Game of Thrones, Harington interpretó al sufrido Jon Snow, uno de los mayores héroes de ese relato, quien comenzó su historia siendo el hijo bastardo de un poderoso señor de la guerra, para consolidarse como uno de los últimos sobrevivientes de ese legado. Ese personaje fue el que le permitió al actor ser reconocido a nivel mundial.

Hace poco, en una entrevista que le concedió a Entertainment Weekly, Kit habló de la elección de sus trabajos. “Al parecer esto es lo que estoy buscando un poco (en referencia a su último trabajo, en el film Blood for Dust). Porque si miro los personajes que interpreté desde que hice a ese héroe absoluto en Game of Thrones, debo admitir que hay una especie de rechazo por seguir con los papeles heroicos. No estoy tan interesado en ese tipo de roles, y si tengo que hacer algo así, tiene que haber ingredientes antiheroicos”, explicó.

Lucy Boynton y Kit Harington en Modern LoveAmazon Prime Video

“Mis respetos a las personas que interpretan a grandes héroes. Son papeles muy difíciles de ejecutar. Pero como actor, creo que es más fascinante empatizar con alguien fallido o equivocado, para intentar encontrar ese camino que los lleva a hacer aquello que hacen. Componer a alguien que siempre hace lo correcto y al que lo impulsa el hecho de ser bueno, es algo difícil de interpretar. Y pienso que quienes lo hacen con éxito, que componen a héroes clásicos, son estrellas muy talentosas. Pero, de momento, siento que es más interesante buscar personajes rotos”, agregó.

Por último, Kit confirmó que el spin-off basado en Jon Snow, que durante un tiempo se encontró en preproducción, finalmente fue cancelado por HBO, y al respecto detalló: “Es un proyecto que no está en carpeta, porque no pudimos encontrar una historia correcta que contar y que nos entusiasmara lo suficiente. Así que decidimos dejar reposar el asunto. Puede que haya un futuro en el que decidamos volver a eso, pero no por ahora. Ese proyecto está totalmente cajoneado”.

El lado B de la vida de Kit Harington

Kit Harington y su mujer, Rose Leslie, durante un paseo por Nueva YorkGrosby Group – Backgrid/The Grosby Group

En enero de este año, Harington participó de The Hidden 20%, un podcast centrado en la neurodivergencia. En ese espacio, el actor se refirió al programa de rehabilitación al que se sometió para resolver su adicción al alcohol. “Entré a rehabilitación borracho, recuperé la sobriedad y dije: ‘A la mierda esto. No, gracias’. Lo dejé bastante rápido y pensé: ‘Intentaré solucionar esto yo solo’, lo cual no funcionó después de unos cuatro años”.

El protagonista de Eternals también contó que durante su internación se le diagnosticó TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), un trastorno que se evidencia por la dificultad para prestar atención, la hiperactividad y las conductas impulsivas. Según explicó, en su caso, el TDH provoca que no pueda concentrarse en una sola persona mientras está en un lugar con otra gente. “Mi cabeza quiere ocuparse de todas las demás cosas de la habitación a la vez”, indicó.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias