Menú

jueves, julio 25, 2024

Seguínos

Con fuerte respaldo a Caputo, Milei ratificó el ajuste tras lograr primer superávit financiero en 16 años

Pese a la fuerte caída de los ingresos por la recesión y las señales de un mayor descontento social, Javier Milei ratificó esta noche el rumbo de su plan de shock y respaldó en forma contundente al equipo económico encabezado por Luis Caputo durante su tercera cadena nacional en Casa Rosada. Allí, anunció el primer superávit financiero en 16 años, reiteró que la inflación «se está desplomando» y pronosticó una reactivación de la economía en «tres etapas», sin anunciar nuevas medidas después de los primeros 120 días de gestión.

«La situación que estamos viviendo es dura, pero también que ya hemos recorrido más de la mitad del camino, este es el último tramo de un esfuerzo heroico que los argentinos estamos haciendo», dijo el Presidente en el mensaje grabado de 16 minutos que se difundió a las 21. Y a continuación, anunció que la administración pública nacional registró en marzo un superávit financiero de más de $ 275.000 millones ($ 1,3 billones en el primer trimestre), es decir, mayores ingresos que gastos después de pagar los intereses de la deuda.

«Este es el primer trimestre con superávit financiero desde el año 2008, un hito que debe enorgullecernos», señaló durante su discurso, acompañado de pie por el ministro de Economía, su secretario de Finanzas Pablo Quirno, el titular del Banco Central, Santiago Bausili, y su vicepresidente, Vladimir Werning. Y agregó que el superávit fiscal «no es ni más ni menos, que el único punto de partida posible para terminar de una vez y para siempre con el infierno inflacionario que fue la argentina desde la caída de la convertibilidad»,

De esa manera, Milei intentó capitalizar los números de la macroeconomía en momentos que su gestión se ve atravesada por la imposibilidad de aprobar leyes que garanticen la sostenibilidad de su programa, la dificultad para conseguir fondos frescos que permitan abandonar el cepo cambiario y el conflicto con las universidades de todo el país, que forzó en las últimas horas al gobierno a liberarles $ 10.000 millones previo a la movilización convocada para este martes en rechazo al recorte del presupuesto.

El ajuste fiscal y los jubilados

Milei dio a conocer el resultado fiscal de marzo antes de que lo informara el Ministerio de Economía. El saldo primario (ingresos menos gastos, sin contar los intereses de deuda) fue de $ 625.000 millones, un monto que si bien fue menos holgado que en enero ($ 2 billones) y febrero ($ 1,2 billones), permitió acumular un superávit en el primer trimestre de $ 3,8 billones (0,6% del PBI) debido a una fuerte caída del gasto (-35% interanual real) que compensó el retroceso de la recaudación (-4,5% real), según cálculos del IARAF.

Si bien el Presidente aseguró que solo un 10% del ajuste respondió a la «pérdida de poder adquisitivo de las jubilaciones» que atribuyó a la fórmula de movilidad jubilatoria heredada de la gestión anterior, el titular del IARAF, Nadin Argañaraz, estimó que la caída real del gasto en los últimos 12 meses fue la mayor en 30 años para un trimestre y el economista Salvador Vitelli calculó que en marzo jubilaciones y pensiones cayeron 30,9% real interanual, por lo que «estas pusieron un 37% de la contracción del gasto real».

Según el IARAF, la reducción del gasto también se explicó por el freno a la obra pública, el recorte a los subsidios a la energía y la reducción de los salarios del sector público, alentado por los más de 22.000 despidos registrados desde diciembre. También influyó el aumento de la denominada deuda flotante por la postergación de pagos por unos $ 1,6 billones, así como los fondos para las generadoras que administra la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Inflación en baja

Después de la baja de la inflación al 13,2% en marzo, Milei pronosticó que la desaceleración continuará por el ajuste fiscal. «No es casualidad que la inflación se esté desplomando y todos los meses el número de inflaciones sea menor al esperado, particularmente en el mes de marzo, que en teoría iba a ser el mes más difícil para las cuentas públicas”. Y destacó la caída de la inflación mayorista del 54% en diciembre tras la abrupta devaluación que aplicó la actual gestión al 5% mensual en marzo pasado.

El mandatario repitió así lo que Caputo transmitió en las reuniones que mantuvo en Washington días atrás, pero fue más cauto que hace una semana cuando aseguró que el IPC alcanzaría «un dígito» en abril, algo que no ocurre desde octubre pasado. Las consultoras proyectan una inflación en torno al 9% para el mes corriente, un nivel aún elevado (desde diciembre acumula más del 100%) pero menor a los meses previos dada la recesión que golpeó al consumo, la actividad y el empleo, todo lo cual contrajo la demanda y los precios.

Salida en tres etapas

Durante su mensaje, Milei descartó la posibilidad de que «la salida venga de la mano del gasto público», aseguró que ese ahorro «será devuelto los argentinos a través de reducciones de impuestos» y ratificó que «la única manera de sacar al 60% de los argentinos de la pobreza es con crecimiento». En ese marco, anticipó «tres etapas»: una primera liderada por la minería, el petróleo, el gas y el campo, junto a la recomposición de los salarios reales, otra por las «oportunidades de inversión de muy alto retorno» y la tercera por el ahorro fiscal.

Fuerte respaldo a Caputo

Por último, el Presidente cerró su discurso destacando «la enorme tarea que está llevando adelante nuestro equipo económico, liderado por Luis Caputo y Santiago Bausili, que teniendo todo en contra decidieron poner el pecho para intentar sacar este país adelante, motivados únicamente por el patriotismo de saber que las decisiones las toman los que dicen presente».

Compartir nota

Lo más leído
Noticias Relacionadas
Últimas Noticias